Tras firma de Thibodeau ¿qué deben hacer los Knicks?

Tras la gerencia de los Knicks de Nueva York nombrar al poderoso exagente Leon Rose como presidente del equipo el pasado mes de marzo, mucho se ha especulado en torno a cuál sería la dirección del equipo luego de varias temporadas. ¿Buscarían darle continuidad al proceso de reconstrucción que lleva el equipo por los pasados y mostrarían paciencia en el proceso o acelerarían el proceso con cambios notables y firmas significativas de agentes libres?

Tal parece que esa pregunta fue contestada con la recién firma del experimentado dirigente Tom Thibodeau a un pacto de cinco años en vez de optar por otros aspirantes jóvenes que venían con un plan de desarrollo. Ciertamente, la firma de Thibodeau, un técnico conocido por su estilo defensivo y agresivo y sus rotaciones limitadas de personal, apuntan a que él y Rose aspiran a tener éxito más rápido de los esperado en la franquicia de los Knicks y tendrán la presión de la prensa niuyorquina para esos propósitos. Las expectativas son grandes, especialmente debido a que Rose fue agente de jugadores actuales como LeBron James, Chris Paul, Victor Oladipo y Joel Embiid, así que muchos esperarán que pueda utilizar sus ‘influencias’ previas para atraer a estrellas que hasta muy reciente le han dicho que ‘no’ a Nueva York.

No obstante, esto va a requerir un poco de creatividad pues el equipo no cuenta con suficiente material humano para ser contendiente, la camada de agencia libre de este año está bastante finita de talento y el sorteo de nuevo ingreso no cuenta con abundancia de jugadores de impacto inmediato.

Actualmente, los Knicks terminaron como el penúltimo equipo de la liga en anotaciones (105.8 puntos por juego y solo delante de los Hornets de Charlotte), figuraron #27 en asistencias colectivas (22.1) y en porcentaje de triples (33.7%) y últimos en canastos de tres anotados por juego (fueron el único equipo con menos de 10 triples anotados por juego con solo 9.6). ¡Hay muchas áreas para mejorar!

Los Knicks si figuran entre los equipos que tendrán mayor espacio salarial durante la temporada muerta en octubre (poco más de $20 millones para gastar dependiendo de donde se sitúe el tope salarial. Actualmente tienen $82 millones en nómina. Si se quedan sin hacer nada, su nómina en el ansiado verano del 2021 en el que abundarán los agentes libres de gran renombre, podrían tener cerca de $80 millones para gastar.

Aparte de esto, poseen un buen caudal de activos en el sorteo de nuevo ingreso de la NBA:

  • Todos sus turnos de primera ronda intactos, incluyendo uno en la lotería este año (el sorteo es el 16 de octubre y el orden específico se dilucidará el 17 de agosto. Actualmente, los Knicks tienen la sexta mayor posibilidad de subir en el sorteo).
  • El turno de primera ronda de los Clippers de Los Ángeles en el 2020 (posiblemente el turno #27)
  • Los turnos de primera ronda de los Mavericks de Dallas en el 2021 y el 2023 (parte del cambio por Kristaps Porzingis).
  • Los turnos de segunda ronda de los Hornets de Charlotte de 2020 y 2021 y el de los Pistons de Detroit en el 2021.

Con ese escenario tienen ahora dos opciones: utilizar esos turnos del sorteo cuando les toque, quedarse sin hacer muchas movidas y esperar al verano del 2021 o comenzar a hacer movidas notables desde ahora para comenzar a rehabilitar la imagen de los Knicks y hacerlo un destino más atractivo para un par agentes libres en el 2021, el cual podría incluir nombres como James, Oladipo, Giannis Antetokounmpo, Anthony Davis, y a Kawhi Leonard y Paul George, por mencionar a algunos.

Al momento ningún jugador en esa franquicia es ‘intocable’, aunque para mi preferencia, desearía hacer lo posible por retener al alero novato R. J. Barrett y al centro Mitchell Robinson, quienes pueden ser jugadores baluartes para Thibodeau en la franquicia niuyorquina.

Así las cosas, éstas serían mis propuestas:

1. Adquirir a Jrue Holiday desde los Pelicans

Los Knicks necesitan un armador fiable que meta el triple, pueda atacar por tierra, pueda generar jugadas para otros y pueda hacer un trabajo decente en defensa. Ahora mismo tienen a Dennis Smith, Frank Ntilikina y Elfrid Payton – tres jugadores que no meten la bola a distancia, aunque esporádicamente puedan aportar en otras áreas.

Muchos pensarían en el nombre de Chris Paul, excliente de Rose pero su contrato de $38 millones este año y de $41 el próximo año podría arruinar económicamente los planes de los Knicks de buscar agentes libres de renombre en el verano el 2021. Paul sí les daría el líder que tanto necesitan y una presencia veterana inigualable. Basta ver lo que hizo con Oklahoma City. Pero acaba de cumplir 35 años y el precio a invertir por tan poco tiempo de servicio es muy costoso, amén de que restaría bastante al espacio salarial del 2021 para buscar agentes libres.

Una alternativa menos costosa y arriesgada sería adquirir a Jrue Holiday desde los Pelicans de Nueva Orleans. El zurdo canastero, que puede jugar de base o escolta, tiene 30 años de edad y aún está en su mejor momento como jugador (19.6 puntos, 4.9 rebotes, 6.9 asistencias, 1.7 cortes de balón y lanzar 45.2 FG%, 35.7 3pt. FG% y 70 FT% esta temporada) y su contrato no es tan oneroso (dos años por $53.1 millones – $26.1 millones en 2020-2021 y opción de contrato de $27 millones en 2021-22).

Los Pelicans ahora mismo tienen exceso de escoltas con J.J. Redick, Josh Hart y el prometdor novato Nickeil Alexander-Walker en nómina, además de necesitar más dinero para retener a largo plazo a los agentes libres Brandon Ingram y Derrick Favors. Esto podría hacerlos susceptibles a querer salir del contrato de Holiday.

Jrue Holiday

Ésta sería mi oferta:

  • Jrue Holiday (6’3”- PG/SG- $26.1 millones)

Por:

  • Turno de primera ronda de los Knicks de 2021 (protegido para lotería en 2021, desprotegido en 2022)
  • Kevin Knox (6’8”- F – $4.6 millones)
  • Dennis Smith (6’3”- PG/SG – $5.7 millones)
  • Elfrid Payton (6’9”- PG – $8.0 millones)
  • Wayne Ellington (6’6”-F/G- $8.0 millones)

Nota: Los contratos de Ellington y Payton vencen en el verano del 2021 le darían $16 millones disponibles para los Pelicans (dependiendo de los contratos que ofrezcan a Ingram y/o Favors). Los contratos de Knox y Smith tendrían opciones que podrían acoger o rechazar, dependiendo del impacto que estos jugadores tengan durante el año. El premio grande aquí es el turno futuro de primera ronda de los Knicks. Ya los Pelicans, de por sí, tienen lo turnos futuros de primera ronda de los Lakers de Los Ángeles en 2021 y 2024 y aquí agregarían otro a su caudal. Esto además de librarse del contrato de Holiday.

2. Adquirir a Buddy Hield desde Sacramento

No es secreto que los Kings desean retener al francotirador serbio Bogdan Bogdanovic a toda costa durante la temporada muerta. ¿Pero donde deja eso a Buddy Hield, uno de los principales escoltas jóvenes en la liga y a quien recientemente extendieron por $95 millones y cuatro años? Súmenle a eso que los Kings tienen también bajo contrato al delantero anotador Harrison Barnes a largo plazo. Aquí los Knicks podrían hacer un canje para resolver la falta de presencia de Sacramento en la pintura y salir ambos beneficiados, pues Nueva York se haría con los servicios de uno de los mejores trespuntistas en la NBA (3.8 triples anotados por juego esta temporada). Hield viene de producir 19.8 puntos, 4.8 rebotes, 3.1 asistencias, 0.9 cortes de balón y lanzar 42.9 FG%, 39.5 3pt. FG% y 85.5 FT%.)

Buddy Hield

El cambio de Hield sería así:

  • Buddy Hield- 6’5”- SG- (inicia extensión de cuatro años por $95 millones – $26.4 millones en 2020-21, $24.5 millones en 2021-22, $22.5 milones en 2022-23 y $20.5 millones en 2023-24).

Por:

  • Julius Randle – 6’9”- F/C (dos años remanentes por $37.8 millones – $18.9 millones en 2020-21 y $19.8 millones en 2021-22).
  • Reggie Bullock – 6’6”- F/G- ($4.2 millones)
  • Ignas Brazdeikis – 6’6”- F/G ($1.5 millones)
  • Turno de segunda ronda de Charlotte en el 2022

Nota: El canje libera a Sacramento del contrato de Hield y le provee un jugador probado en la pintura con Randle, dadas las constantes lesiones a Marvin Bagley. Además, los contratos de Bullocks y Brazdeikis vencen en el 2021 y le da mayor flexibilidad salarial a los Kings. Por otro lado, los Knicks adquieren a otro fino trespuntista para parear con Holiday y generar espacios para los ataque por tierra de R.J. Barrett. Irónicamente, tanto Hield como Holiday jugaron juntos con los Pelicans por tiempo limitado durante la temporada de novato de Hield de 2016-2017 antes de ser cambiado a Sacramento por DeMarcus Cousins. En Nueva York se unirían y serían un backcourt poderoso con gran capacidad anotadora, especialmente a distancia. Más aún, el contrato de Hield va en descenso en compensación en cada año que transcurre en vez de la inversa.

Conclusión y notas del sorteo de la NBA

Con estas dos movidas, los Knicks solidificarían su backcourt con dos jugadores que pueden anotar 20 puntos por juego o más cada uno, atinan el triple a buen porcentaje, anotan por tierra y son defensores decentes para poder complementar a R.J. Barrett. A esto le suman un centro taponero en ascenso en Mitchell Robinson (que debería tener mucho más protagonismo bajo Thibodeau en su tercera temporada) y retienen a un Taj Gibson que ya jugó para Thibodeau en Chicago y en Minnesota para ayudar al resto del equipo a ajustarse al nuevo sistema.

Quedaría entonces ver qué turno le toca a los Knicks en el sorteo. Si se quedan cerca del turno número seis, me inclinaría por un armador del futuro como lo es el zurdo francés Killian Hayes (6’5”- Ratiopharm Ulm en Alemania), quien tiene una visión de cancha espectacular, sabe maximizar el uso pick-and-roll para atacar o alimentar a colegas y puede meter el triple usando movidas similares al step-back de James Harden con solo 19 años de edad.

Killian Hayes

Otras opciones podrían ser los delanteros fuertes Obi Toppin (6’8”- Dayton) y Onyeka Okongwu (6’9”- USC). Ambos son jugadores con gran capacidad atlétcia defensiva, aunque Toppin es más versatil en el ataque, tiene 22 años de edad, viene de ser el Jugador del Año en NCAA y está más listo para tener impacto inmediato.

Obi Toppin
Onyeka Okongwu

De más está decir que no me gusta LaMelo Ball para los Knicks por su carencia de tiro exterior, propensidad a turnovers y pobre capacidad defensiva. No estoy convencido que sea un buen ‘fit’ para los Knicks, máxime bajo el sistema de Thibodeau.

Con el turno #27 procedente de los Clippers en primera ronda, sería fabuloso si los Knicks pudieran hacerse con los servicios del armador/escolta argentino Leandro Bolmaro (6’7”), quien actualmente milita con el club FC Barcelona en la liga ACB de España. Ver a Bolmaro es como ver destellos de Manu Ginóbili con 19 años de edad por su gran manejo de balón, extraordinaria visión de cancha y buenas decisiones bajo presión. Recordemos que Ginóbili llegó a la NBA a los 25 años de edad luego de ganar la Euroliga y ser MVP en la liga de Italia.

Leandro Bolmaro

Otra opción podría ser utilizar el turno del lotería de los Knicks para enviarlo a Chicago por el delantero fuerte Lauri Markkanen, quien ha dado destellos de estrella por momentos pero varias lesiones han detenido un poco su ascenso en sus primeras tres campañas. Markkanen está sujeto a una posible extensión de contrato, pero los Bulls aún no han decidido qué van a hacer con él. Ciertamente, este jugador le daría a los Knicks un ‘cuatro’ que puede meter el triple y atacar por tierra. No obstante, preferiría tener a Obi Toppin si la oportunidad se presenta.

Respecto agentes libres que puedan interesarme, le echaría un ojo al veterano Paul Millsap. Viene de un contrato de tres años por $90 millones con Denver, así que ya hizo buen dinero. Creo que en este mercado de agencia libre podría ser firmado por una sexta parte de los $30 millones que se ganó esta temporada y a un contrato de uno o dos años, considerando que es un jugador de 35 años de edad. No obstante, Millsap (12.5 puntos, 5.9 rebotes, 1.6 asistencias, 0.9 cortes de balón y lanzó muy eficiente con porcentajes de 48.6 FG%, 44 3pt. FG% y 83.3 FT% en 44 juegos) es un canastero altruista en cancha y es un buen ejemplo para los jugadores jóvenes, lo que ayudaría a rehabilitar la mala imagen reciente de los Knicks.

Mi escenario ideal bajo las propuestas esbozadas sería tener un cuadro regular de:

  • Jrue Holiday (6’3”- PG)
  • Buddy Hield (6’5”- SG)
  • R.J. Barrett (6’6”- G/F)
  • Paul Millsap (6’8”- PF)
  • Mitchell Robinson (7’0”- C)

Y un banco de reservas que incluya a:

  • Killian Hayes (6’5”- PG)
  • Leandro Bolmaro (6’7”- SG)
  • Taj Gibson (6’9”- F/C)
  • Bobby Portis (6’9”- F/C)
  • Frank Ntilikina (6’5”- PG)

Para el 2021, los contratos de Gibson, Ntilikina y Portis expirarían. Aún con los contratos que quedarían remanentes, los Knicks tendrían entre $45 millones a $50 millones para gastar (y eso sin incluir si Holiday no se acoge a su opción de $27 millones, lo que le daría a los Knkicks cerca de $70 millones para gastar en agencia libre).

¿Qué creen ustedes de estas movidas? ¿Se atreverían a hacerlas? ¿Crees que con ese núcleo podrían llegar a playoffs, restaurar algo de credibilidad en la franquicia y atraer agentes libres? ¿Qué otras opciones explorarías? Déjame saber en mi página de Facebook La Libreta de Raúl Álzaga, en Instagram en Raul.Alzaga.9 o en Twitter en @RaulAlzaga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *