Peter John Ramos y el León Apolo quieren hacer historia en la lucha libre boricua

En la lucha libre en Puerto Rico han existido grandes parejas nativas, desde los Invaders y los Súper Medicos hasta Chicky Starr y Víctor ‘The Bodyguard’ o cualquier versión de Carlito/Eddie Colón/Orlando Colón, por mencionar a algunas. Sin embargo, nunca en nuestra historia ha existido una pareja boricua con la combinación de estatura, peso y fortaleza que promete la dupla bajo el nombre ‘Beast Mode‘ que componen el gigante baloncelista Peter John Ramos (7’3” y 315 libras) y el veterano fortachón Leon Apolo (6’4” y 300 libras), quienes llevan entrenando a todo vapor por las pasadas semanas para hacer su debut como tan pronto la situación de emergencia con el COVID-19 lo permita, sea en Puerto Rico o sea en algún escenario internacional.

“Estamos locos por debutar en parejas. Llevamos entrenando desde fines del mes de mayo por seis días a la semana y sé que vamos a sorprender a mucha gente, especialmente Peter. La gente no tiene idea de todas las cosas que él puede hacer en el ring y las cosas que podemos hacer juntos”, dijo el León Apolo a AdiccionDeportiva.Net durante una visita al Ponce Pro Wrestling Gym.

“Nadie en Puerto Rico ha visto una pareja nativa así de grande y dominante. Puede que hayan habido algunas con buena estatura que hayan venido del extranjero pero ninguna así de grande de Puerto Rico”, añadió el León Apolo mientras mencionaba parejas de gigantes que habían visitado la Isla como Andre The Giant (7’2”) junto a Gorilla Monsoon (6’5”) en los 70’s y Bruiser Brody (6’8”) con Stan Hansen (6’5”) en los 80’s, por mencionar a algunas.

El León Apolo y Ramos se conocieron durante la breve corrida de Ramos en World Wrestling Council (WWC) como parte de la facción de Eddie Colón y “The Precious One” Gilbert hasta que la situación del COVID-19 puso un detente a todas las actividades en las que asistiera el público.

Peter John Ramos y el León Apolo. (Foto suministrada)

“Nos conocimos en WWC y rápido hicimos ‘click’. Desde el primer día Apolo estuvo ahí para tratar de ayudarme”, reveló Ramos, quien comenzó a fines del 2019 a hacer su transición desde el baloncesto a la lucha libre profesional, que es su segunda pasión.

“Yo le daba unos consejos en el camerino pues en WWC no lo estaban entrenando. Solo le decían lo que tenía que hacer en el ring y ya. Ahí planificamos comenzar a entrenar juntos para que pudiera desarrollar su potencial pero llegó el coronavirus y pospuso las cosas”, agregó el León Apolo.

No obstante, desde hace tres semanas decidieron reunirse con varios luchadores independientes del área sur de Puerto Rico para acelerar el proceso de Ramos y desde entonces su desempeño al ras de la lona ha mejorado a pasos agigantados – literalmente.

“Yo soy el primero que estoy sorprendido con lo mucho que Peter sabe hacer en tan poco tiempo. Recuerdo que cuando debutó en WWC, su participación se limitaba a solo hacer un ‘choke slam’ o dar una patada. Quisiera que lo vieran en acción ahora en vivo.  Cuando las empresas de lucha libre lo vean trabajando en persona van a decir ‘p*ñeta este tipo no parece un gigante porque se mueve como un peso ligero’. Tiene la fortaleza de un gigante, pero también tiene el llaveo y la capacidad de trabajar en la lona”, a el León Apolo.

Peter John Ramos con un ‘elbow drop’. (Foto suministrada)
Peter John Ramos con un ‘half Boston crab’ (Foto suministrada).
Peter John Ramos aplica una palanca de brazo o ‘armbar’. (Foto suministrada)

De hecho, cuando fuimos a Ponce a ver a Ramos trabajar con su colegas de entrenamiento, fue agradablemente sorprendente verlo desplazarse con mayor fluidez sobre el ensogado de lo que se había visto en WWC, incluyendo hacer varias llaves y movidas que la audiencia aún no ha visto, tales como un ‘elbow drop’, un ‘leg drop’, un derribe con candado al cuello, un ‘half Boston crab’, un ‘rear-naked choke’ y hasta una ‘palanca de brazo’.

Esto sin contar su trabajo en parejas con el León Apolo, con quien ha desarrollado buena química, trabajando algunas movidas en conjunto y hasta creando un ‘finishing move’ en el que el León Apolo carga a su rival como si fuera un ‘abrazo de oso’ y Ramos brinca por los aires con un lazo vaquero impresionante que hace recordar los tiempos de los Road Warriors (The Legion of Doom) cuando Hawk se trepaba  en la última cuerda para lanzarse con un lazo vaquero.

“La diferencia grande es que Peter no necesita treparse en la última cuerda. La combinación de su estatura y de que brinca alto hace que luzca hasta más impresionante”, sostiene el León Apolo.

Peter John Ramos aplica un candado al cuello mientras el León Apolo observa desde la esquina. (Foto suministrada)

Ya le tienen el ojo puesto a ‘Beast Mode’

Algunas de las movidas descritas pueden verse a través de la página de Instagram de El León Apolo, quien ha estado compartiendo varias fotos y videos de las sesiones de entrenamiento que han tenido en las pasadas semanas y que ya han tenido algunas visitas importantes.

“Ya hay gente que me ha llamado para trabajar tan pronto regresemos a la normalidad y podamos hacer shows en vivo de lucha libre. Tengo gente llamando de lugares como Qatar, India y de otros lugares para vernos en acción. Yo he luchado en muchas países alrededor del mundo pero ahora me quieren ver con Peter. Sería una buena oportunidad para él, para irse puliendo en diversos escenarios antes de dar el paso a empresas más grandes”, sostuvo el León Apolo.

“Ese es el plan, seguir trabajando duro aquí, entrenado y estar listo para cuando llegue la oportunidad y empezar a hacer nombre en la lucha libre. Estoy ansioso de poder luchar en varias partes del mundo”, agregó Ramos, quien ha viajado alrededor del globo terráqueo como baloncelista tras jugar profesionalmente o con el Equipo Nacional de Puerto Rico en plazas como China, Japón, Filipinas, Turquía, Grecia, Alemania, España, Argentina, Serbia y Estados Unidos.

Según Ramos, la dedidación a este entrenamiento ha sido completa, particularmente con el Baloncesto Superior Nacional en pausa indefinida debido también al COVID-19 y su participación con los Leones de Ponce aún en el aire.

“Yo sigo trabajando en esto en lo que lo otro se decide. Estoy entrenando aquí seis veces a la semana y a veces por cinco horas al día. Entrenamos con pesas, hacemos ejercicios bajo el sol y luego trabajamos en el ring por varias horas. Me siento en una gran condición y todavía falta”, dijo Ramos. “Quiero que cuando la gente me vea luchando en el ring se sorprenda”.

El León Apolo aplica un ‘sharpshooter‘. (Foto suministrada)

León Apolo: “Peter es mi motivación”

Por su parte, el León Apolo confesó que por un tiempo estvo considerando el retiro de la lucha libre y hasta contempló pelear en artes marciales mixtas en Combate Américas y en un torneo en los Emiratos Árabes. Sin embargo, tras surgir esta oportunidad de entrenar a Ramos, su deseo de seguir luchando se ha visto renovado.

“Honestamente, Peter es ahora mismo mi inspiración. Quiero ayudarlo a llegar lejos. Este es mi proyecto grande y quiero verlo al máximo nivel”, dijo el León Apolo.

“Estamos hablando de un luchador de 7’3” de estatura y 315 libras sin meterle aún la musculatura que yo quiero que coja. Peter no es Great Khali, que apenas se podía mover. Todo lo contrario, tiene un mundo de potencial por la gran agilidad que tiene para su tamaño. No es común ver a alguien de su estatura hacer las cosas que él puede hacer. Además, es inteligente y aprende rápido y, sobre todo, es humilde. Viene con mucha disposición a aprender y eso es importante en este negocio”.

Esto sin tomar en cuenta la fortaleza descomunal que posee Ramos, quien fácilmente pone a volar a sus compañeros por los aires como si estuviera cargando una bolsa de almohadas.

Su fortaleza es lo más impresionante. Peter pone a volar a todo el mundo como si nada. Y cuando los levanta en peso no los tira desde más alto porque sino chocan con el techo (se ríe). Pero lo mejor es que sabe proteger a sus compañeros cuando los lanza para que puedan romper bien la caída. No lastima a nadie. Eso es muy importante”, señalo el León Apolo.

“Y claro, también estamos trabajando también en sus expresiones de cara, en sus entrevistas, en su delivery. Queremos que sea un luchador completo. Mi meta es que al final del camino llegue al máximo nivel, sea junto a mi en parejas o individual. Y créanme que si llega solo, me sentaré con gusto en primera fila para disfrutármelo.”.

El León Apolo con un ‘elbow drop’. (Foto suministrada)
El León Apolo conecta un lazo vaquero. (Foto suministrada)
Peter John Ramos junto a parte de su grupo de entrenamiento. Al frente: J.R. Rivera, Guillermo Quiñones, Ángel Maldonado y Javier Pagán. Atrás: Peter John Ramos, Melvin Mitchell, Luis Ramos, el León Apolo y su hijo Giovanni Figueroa.

Para ver videos de Peter John Ramos y El León Apolo, puedes visitar la página de Instagram de Germán Figueroa aquí: https://www.instagram.com/leon_apolo_reina_habana/

¿Qué creen de esta pareja de Peter John Ramos y el León Apolo? ¿Llegarán lejos? Déjame saber en mi página de Facebook La Libreta de Raúl Álzaga o en Twitter en @RaulAlzaga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *