Los Spurs en una encrucijada ¿Qué hacer?

Los Spurs de San Antonio y Gregg Popovich entraron a esta temporada de la NBA 2019-2020 con la posibilidad de hacer historia y convertirse en el primer equipo en alcanzar los playoffs por 23 años consecutivos.

Actualmente, la franquicia de los Spurs se encuentra empate con la franquicia de los Syracuse Nationals/76ers de Filadelfia, la cual tuvo 22 temporadas consecutivas en playoffs desde 1950-1971 (con Syracuse 1950-1963 y luego de trasladaron a Filadelfia para alcanzar playoffs desde 1964 hasta 1971). Claro, hay quienes argumentarán que la racha de lso Spurs, que data desde 1998 en adelante, es más impresionante porque se ha hecho en una liga con 30 equipos mientras que la racha de Syracuse/Filadlfia fue en un tiempo donde el número de equipo fluctuó entre nueve a 17.

No obstante, la realidad es que ahora los Spurs se encuentran rezagados en esa posibilidad de llegar a playoffs tras caer atrás, 5-10, en la Conferencia Oeste y figurar antepenúltimo en ese standing. Esto incluye siete derrotas consecutivas previo a su partido el viernes en la noche (22 de noviembre) ante los 76ers. Parte de la razón ha sido que han jugado muy por debajo de las expectativas en términos defensivos, permitiendo la friolera de 116.2 puntos por juego y efectividad de 47.9% de campo y del 38.1% en triples. ¡Popovich tiene que tener una úlcera ahora mismo cuando ve esos números y lo compara con los extraordinarios números defensivos que siempre caracterizaban a los Spurs!

Esto nos deja con la interrogante: ¿siguen luchando por hacer historia o tratan de maximizar los activos de jugadores veteranos que tienen y comienzan a pensar en el futuro? No han faltado los rumores de equipos interesados en canasteros como LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan, algo que podría beneficiar a los Spurs en la medida que puedan obtener jugadores jóvenes y/o turnos futuros de primera ronda en el sorteo de la NBA.

Entre los equipos interesados en Aldridge figuran los Celtics de Boston, mientras que se ha mencionado al Magic de Orlando como el principal equipo planteándose la adquisición de DeRozan.

¿Que cambios harían sentido para que esto se diera?  Aquí mis sugerencias.

Aldridge a Boston

La gerencia a jurado y perjurado que no están dispuestos a sacrificar su ‘core’, el cual ncluye a los ‘gares’ Marcus Smart, Kemba Walker y Jaylen Brown, así como a los delanteros Jayson Tatum y Gordon Hayward. Pero la realidad es que sin uno de estos jugadores es casi imposible acomodar el salario de Aldridge ($26 millones) en la nómina de los Celtics. Ya hice la matemática y ni dándole ocho otros jugadores suman esa cantidad. La más fácil es sacrificar a Hayward y su contrato de $32.7 millones (y opción de $34.2 millones la próixima temporada) a pesar de que es el chico preferido del coach Brad Stevens tras jugar para él en la Universidad de Buler.

SAN ANTONIO obtiene:

Gordon Hayward (6’7”- SF)- $32.7 millones

Grant Williams (6’7”- F/C) – $2.3 millones (le queda dos años más de contrato)

Dos turnos de primera ronda en el 2020 (Boston ostenta los turnos de Milwaukee y de Mepmhis, así como el suyo propio en el 2020)

BOSTON obtiene:

LaMarcus Aldridge (6’11”- PF)- $26,000 millones (y $24 millones la próxima temporada)

DeMarre Carroll (6’6”- F)- $7 millones (le quedarían dos años más de contrato)

Derrick White (6’5”- G/F)- $1.95 millones (le queda un año de contrato)

LaMarcus Aldridge

DeRozan a Orlando

El Magic se supone que diese un paso hacia la elite de la Conferencia este pero han tenido un inicio algo atropellado, aunque han mejorado recientemente y tienen una de las mejores defensas colectivas de la liga. Lo que han carecido es de una voz ofensiva constante. Es por eso que se ha planteado la posibilidad de adquirir a DeRozan (21.7 puntos, 5.0 rebotes, 4.8 asistencias, 52% de efectividad de campo). Para ello, creo que Orlando va a tener que ceder, al menos, uno de sus jugadores jóvenes prometedores. Y creo que si se agrega al armador Dejounte Murray (10.9 puntos, 6.8 rebotes, 4.5 asistencias) en la ecuación para estabilizar esa posición, se podría cuadrar este canje.

SAN ANTONIO obtiene:

Mo Bamba (7’0”- C)- $5.7 millones (le quedan dos años)

Evan Fournier (6’7”- SG)- $17 millones (le queda una opción de contrato de $17.5 millones)

D.J. Augustin (6’1”- PG)- $7.25 millones

ORLANDO obtiene:

DeMar DeRozan (6’5”- G/F)- $27.7 millones

Dejounte Murray (6’4”- PG) -$2.3 millones (tiene extensión de contrato de $62 millones por cuatro años después de esta temporada)

DeMar DeRozan

Análisis de San Antonio

Al final de estos canjes, San Antonio terminaría con muy buena flexibilidad salarial pues a los contratos a Hayward y Fournier le quedaría un año – como mucho – y eso si uno o ambos se acojen a su opción de contrato. Augustin, por su parte sería agente libre y los contratos de Bamba y Williams son de la escala de novatos. Con Bamba y Williams junto a Luka Samanic, los Spurs tendrían parte de la rotación frontal de su futuro. A esos se le sumaría su propio turno de sorteo de NBA (que sería de lotería) y los dos turnos que recibirían de Boston. Este sorteo está repleto de armadores de calidad que podrían subsanar la salida de Murray. Esto sin contar la presencia de jugadores, como el escolta Anthony Edwards o el delantero/pívot James Wiseman.

¿Qué creen? Déjenme saber en mis redes sociales en Facebook (Raúl Álzaga Deportes) o en Twitter en @RaulAlzaga

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *