Jerry Krause: ¿Héroe o villano?

Culminados los primeros dos capítulos de la serie #LastDance en ESPN sobre la historia del sexto y último campeonato de los Bulls de Chicago bajo la tutela de Phil Jackson y los canasteros Michael Jordan y Scottie Pippen, muchos fueron los enojados que inundaron las redes sociales para desatar su furia contra el exgerente general de los Bulls Jerry Krause por su obstinación en poner fin a la dinastía de campeonatos en Chicago luego de evidenciarse en el documental sus intenciones no traer de regreso a Jackson como dirigente y de no firmar de regreso a Pippen cuando su contrato se venciera en el 1998.

De hecho, su postura sobre Jackson fue pública desde antes de comenzar la temporada y hasta había indicado su intención de comenzar ya el proceso de reconstrucción del equipo, lo que llevó a Jordan a manifestar que esa sería su última temporada con los Bulls si Jackson no regresaba y se vislumbraba como inminente el final de casi una década de glorias para los residentes de Chicago y la fanaticada mundial que arrastraban los Bulls. ¡Hasta Krause no se escondía para jugar golf con el dirigente Tim Floyd, quien sería el futuro sustituto de Jackson a partir de 1999!  Esto es algo que la fanaticada de Chicago nunca le perdona a Krause, quien falleció en el 2017 y que ahora no puede defenderse. Tampoco se lo perdonan al dueño del equipo Jerry Reinsdorff, quien fue cómplice de Krause en esa ecuación.

No obstante, hay quienes defienden a Krause, aunque sea a medias, porque lo consideran el ‘arquitecto’ de los equipos de los Bulls que ganaron seis campeonatos en Chicago, el gerente general menospreciado que nunca se le dio el crédito que ‘merecía’ por varias selecciones de envergadura en el sorteo de la NBA y algunas transacciones de cambios y firmas de jugadores que fueron clave para mantener a la franquicia al tope de la liga.

Estamos hablando de la persona que una vez Rod Thorn se hizo cargo de traer a Jordan en el sorteo de 1984, él se encargó de eventualmente rodearlo del personal necesario. Krause fue quien trajo como dirigente a Jackson (aunque siempre lo mantuvo con salario de mendigo, comparado con otros dirigentes notables), que trajo a Pippen en el sorteo de 1987 vía canje con los Supersonics de Seattle y también a Horace Grant en ese mismo sorteo, así como a Toni Kukoc en el 1990, entre otras transacciones notables.

Entonces, ¿Krause era un genio? Bueno, no es para tanto. Tuvo sus movidas muy sólidas y otras que dejaron mucho qué desear ¿No me cree? Aquí haremos una evaluación de sus excelentes decisiones y sus nefastos desaciertos entre 1985 al 1997 (última temporada de Jordan en el equipo), algunos que ayudaron al ascenso del equipo y otros que no aportaron en lo absoluto y atrasaron la llegada de Jordan a una serie final o que fracasaron en nutrir al núcleo de un banco sólido.

Michael Jordan vs Boston Celtics en 1986

Krause en el NBA Draft

1985

Selección: Keith Lee, 6’11”-C (#11).

Quién puedo haber escogido: Karl Malone (#13), Joe Dumars (#18), A.C. Green (#24), Terry Porter (#24), John ‘Hot Rod’ Williams (#47).

Comentario: Krause se reivindicó al cambiar a Lee a Cleveland por los derechos al delantero fuerte Charles Oakley (#9), quien fue un buen rebotero en la NBA y el guardaespaldas de Jordan desde el 1985 hasta su canje a los Knicks de Nueva York en 1988. Sin embargo, ¿se imaginan haber tenido a Karl Malone junto a Michael Jordan?

Nota:C+.

1986

Selección: Brad Sellers, 7’0”- C/F (#9)

Quién puedo haber escogido: Johnny Dawkins (#10), John Salley (#11), Dell Curry (#15), Arvydas Sabonis (#24), Mark Price (#25), Dennis Rodman (#27), Jeff Hornacek (#46).

Comentario: ¡Qué desastre! Tanto Krause insistir para que los Bulls no entraran a playoffs y tener un buen turno en el sorteo para nada. Entraron a playoffs ‘por un pelito’ y tuvieron un buen turno y no lo aprovecharon. Sellers era un jugador alto con un tiro a distancia decente pero no le gustaba el ‘golpe’. Era blandito y los Bulls en esa era necesitaban un centro de fuerza, no a alguien que le temiera al juego físico. Irónicamente, los Bulls venían de dialogar con el dirigente Mike Krzyzewski para escoger al base Johnny Dawkins, que venía de jugar fenomenal en el Final Four de la NCAA y luego fue un base decente con los 76ers de Filadelfia, pero Krause se decidió a último minute por Sellers. Por su parte, el base Mark Price, que luego se destacó en Cleveland, hubiese sido el jugador perfecto aquí tras lucir con Georgia Tech. Rodman era menos conocido y con Sabonis no se sabia cuando podría ir a la NBA, así que por esas dos no puedo culparlo.

Nota: F.

1987

Selección: Scottie Pippen-6’7”-SF (#5), Horace Grant-6’10”-PF (#10)

Quién puedo haber escogido: Reggie Miller (#11), José ‘Piculin” Ortiz (#15).

Comentario: Adquirieron a Pippen desde los Supersonics de Seattle en un canje preacordado en el que enviaron al centro OIden Polynice a Seattle. Pippen se convirtió en el mejor jugador ‘complemento’ en la historia de la NBA al ayudar a Jordan a ganar seis anillos. Grant, por su parte, fue un delantero fuerte decente con eficiencia en el rebote y en la defensa y un tiro a media distancia notable. Éste fue parte de la primera trifecta de títulos de Jordan. Reggie Miller fue un gran trespuntsitas pero con Jordan y Pippen a bordo, sus minutos serían como sexto hombre ¿Eso sí, se imaginan ahí a ‘Piculín” Ortiz en vez de Grant? ¿Qué hubiera pasado?

Nota: A.

1988

Selección:  Will Perdue-6’11”- C (#11)

Quién puedo haber escogido: Dan Majerle (#14), Rod Strickland (#19), Anthony Mason (#53). Varios jugadores no escogidos incluyeron a John Starks, Avery Johnson, Tim Legler y el centro boricua Ramón Rivas.

Comentario: Perdue fue un centro suplente servicial, de buen IQ, pero no es lo que tu esperas de alguien con el turno #11. Ciertamente, Dan Majerle hubiera sido una pieza vital por su estilo aguerrido defensivo y su puntería en triples (Lo que hoy conocemos como un ‘3-and-D player’) que hubiese sido la bujía viniendo del banco. Los rivales Knicks fueron los que se beneficiaron eventualmente con Mason y Starks.

Nota: D+.

1989

Selecciones: Stacey King- 6’11”- F/C (#6), B.J. Armstrong, 6’2”-PG (#18), Jeff Sanders- 6’8”- PF (#20)

Quién puedo haber escogido: Nick Anderson (#11), Mookie Blaylock (#12), Tim Hardaway (#15), Shawn Kemp (#17), Vlade Divac (#26), Cliff Robinson (#36).

Comentario: Sin duda, la selección de Stacey King tiene que haber sido una de las más dolorosas. Tenía dos ‘pies izquierdos’ y fue uno de los peores ‘busts’ de esa era. Blaylock hubiese sido un ‘perfect fit’, un armador con defensa tenaz y manos hábiles para cortes de balón, así como una buena ‘jumpa’ en triples. Junto a Jordan y Pippen, esa quizás hubiese sido la defensa de perímetro más temible de la historia. Otra opción era Kemp, que venía directo de escuela superior y poco después se convirtió en un All-Star en los 90’s. ¡Se imaginan a Kemp de centro junto a Grant, Pippen y Jordan! ¡Uy! Esto sin contar que Divac podría haber sido su centro por una década y su gran IQ de baloncesto hubiera caido como anillo al dedo en la ofensiva triangular de Phil Jackson y Tex Winter. Aquí lo que atenuó un poco el asunto fue que Armstrong fue un base suplente decente que anotaba casi en doble cifra y metía el tiro a media y larga distancia, aunque no era un gran atacante al aro. A su vez, Sanders fue otro ‘bust’ que nunca hizo nada en la NBA. Este sorteo se supone que hubiera elevado a Jordan y compañía más cerca del campeonato más rápido pero no fue así. Otra vez Krause la ‘embarró’. ¡Qué desastre de sorteo!

Nota: No le doy ‘F’ porque Armstrong fue decente, pero es una ‘D’ al considerar .

Rivalidad Michael Jordan vs. Detroit Pistons

1990

Selección: Toni Kukoc, 6’11”-F/G (#29 en segunda ronda)

Quién puedo haber escogido:  Nadie

Comentario: Kukoc estaba ya quemando la liga en la Euroliga con el club Jugoplastika Split y la selección de Yugoslavia (con quiénes eventualmente ganó oro en el Mundial FIBA de 1990). Lo risible de este sorteo es que el de 1990 fue uno de poca profundidad y lo único que explica que Kukoc durara disponible por tanto tiempo es que la mayoría de los equipos de NBA en ese momento no hacían su debida asignación con jugadores europeos. Algo que nunca le perdono a los Hawks de Atlanta es que tenían el turno #28 en segunda ronda y se lo cambiaron a Golden State por los turnos #36 y #41 (para escoger a dos batatones en Trevor Wilson y Stephen Bardo) y dejaron pasar la oportunidad de escoger a un jugador que por fin podia ayudar a Dominique Wilkins. Golden State, a su vez, escogió al centro Les Jepsen (otra batata). Tanto los Hawks como los Warriors se buscaron la ‘F’ ahí y Krause salió como uno de los grandes ganadores, amén de que agregó al centro Scott Williams (6’11”) como agente libre tras no ser escogido en el sorteo.

Nota: A+

1991

Selección: Mark Randall,6’10”-F/C (#26)

Quién puedo haber escogido:  Pete Chilcutt (#27), Richard Dumas (#46)

Comentario: Este no fue un sorteo de mucha profundidad. Randall venía de jugar en el Final Four de la NCAA y era de lo ‘mejorcito’ que quedaba. Chilcutt fue el delantero abridor de los Rockets de Houston cuando ganaron el campeonato en el 1995 y tuvieron que salir de Otis Thorpe por Clyde Drexler. Era un grande que metía bien el triple y hubiese sido más servicial que Randall, a quien muchos recuerdan por su amague de pelea con ‘Piculín’ Ortiz en un torneo FIBA. Dumas, a su vez, fue un jugador atlético que ayudó a los Suns de Phoenix a llegar a la final de la NBA en el 1993, aunque sus problemas con drogas acortaron su carrera y terminó jugando brevemente en Puerto Rico en el Baloncesto Superior Nacional. Dumas fue uno de varios jugadores escogidos en este sorteo que jugaron en el BSN, como Joe Wylie (Bayamón) y Lamont Strothers (Arecibo).

Nota: D.

1992

Selección: Byron Houston-6’5”-PF (#27)

Quién puedo haber escogido:  P.J. Brown (#29), Sean Rooks (#30)

Comentario: Byron Houston fue un matador en NCAA, llegando a generar comparaciones con Charles Barkley y Larry Johnson, quien había sido el primer escogido del sorteo de 1991. No obstante, Houston no tenía tiro a media y larga distancia, ni dribleo (como Barkley y Johnson), así que era un delantero fuerte de baja estatura y sin posición real en la NBA (lo que se conoce como un ‘tweener’). Aquí P.J. Brown hubiese caido perfecto. Era un hombre grande que le gustaba el juego físico de esa época, muy buen rebotero y decente taponero. Brown eventualemente jugó con el Heat de Miami junto a Alonzo Mourning y con Pat Riley de coach, llegando a enfrentar a los Bulls en una dura final de la Conferencia Este en 1997. Rooks fue un corpulento centro suplente que tuvo temporadas decentes como reserva de Dikembe Mutombo con los Hawks de Atlanta y de Shaquille O’Neal con los Lakers de Los Ángeles. Pudo haberlo sido para los Bulls.

Nota: F.

1993

Selección: Corie Blount- 6’9”- F/C (#25)

Quién puedo haber escogido:  Nick Van Exel (#36), Byron Russell (#45) y a los no seleccionados Bo Outlaw y Bruce Bowen.

Comentario: Blount fue escogido pensando en que podía ser el suplente de Horace Grant, ya que Mark Randall y Byron Houston habían fracasado en esa gestión. A Blount no le fue mucho mejor. Al equipo le hubiese ido mucho mejor con Bo Outlaw, un fajón de primera que hacía recordar a algunos a Dennis Rodman por su entrega en defensa y su capacidad rebotera. Van Exel, por su parte, llegó a ser armador titular de los Lakers por varias temporadas y Russell hizo lo propio como alero en Utah, teniendo la difícil asignación de defender a Jordan durante las series finales de 1997 y 1998. Mientras tanto, Bruce Bowen terminó siendo un tres veces campeón de la NBA y uno de los mejores jugadores defensivos en la historia con San Antonio (2003, 2005 y 2007) tras varias temporadas en Europa y brincando entre varios quintetos de NBA hasta encontrar su casa con los Spurs.

Nota: F.

1994

Selección: Dickey Simpkins, 6-9”- PF (#21)

Quién puedo haber escogido:  Howard Eisley (#30), Anthony ‘Pig’ Miller (#39), Voshon Lenard (#46)

Comentario: Simpkins fue un delantero decente, que trabajaba en los rebotes y hacía lo que podía. Eventualmente lo tiraron al fuego luego que Horace Grant se fue como agente libre en el 1995 pero no era material como delantero abridor. Llegó a jugar en Puerto Rico en el BSN con los Criollos de Caguas al final de su carrera y fue un buen refuerzo. Eisley fue el base suplente de John Stockton en Utah durante las finales del 97 y 98, mientras que Miller fue aquel delantero fornido que jugaba mientras masticaba un palillo de dientes. El mejocito de todos fue Voshon Lenard, que era un escolta con buena puntería a media y larga distancia y que se destacó con los Bucks de Milwaukee y luego con el Heat de Miami en aquella final de Conferencia Este de 1997 contra los Bulls. Podía haber sido un buen escolta para unos Bulls que perdieron los servicios de Jordan ese año.

Nota: C-.

1995

Selección: Jason Caffey- 6’9”- PF (#20)

Quién puedo haber escogido: Michael Finley (#21), Travis Best (#23), Eric Snow (#43), Dejan Bodiroga (#51)

Comentario: Caffey fue otro delantero fuerte atlético y decentón. Pero no era lo que buscaban los Bulls. No es casualidad que poco después trajeron al veterano Dennis Rodman para la segunda trifecta de campeonatos entre 1996-1998, limitándolo a ser reserve del equipo en los Campeonato de 1996 y 1997. Caffey fue el cuarto delantero fuerte consecutivo que Krause le tiró con la caranda y que no se le dio. Dejó pasar ahí a Michael Finley (un turno después), quién fue un gran anotador en la liga con equipos como los Mavericks de Dallas y eventualmente se llevó dos anillos con San Antonio (2005 y 2007). Travis Best se convirtió en el base de los Pacers y Eric Snow fue el armador que acompañó a Allen Iverson en la final del 2001 y a LeBron James en la final del 2007. En el caso del serbio Bodiroga, éste nunca jugó en la NBA porque los Kings de Sacramento nunca lo convencieron pero fue la hostia por varios años en Europa y en el baloncesto FIBA.

Nota: C.

1996

Selección: Travis Knight-7’0”-C (#26)

Quién puedo haber escogido: Othella Harrington (#30), Malik Rose (#44), Shandon Anderson (#54). Jugadores no escogidos como Ben Wallace y Chucky Atkins.

Comentario: Travis Knight fue un centro servicial, pero no tanto para los Bulls, sino que su mejor tiempo fue como suplente con los Lakers. En el resto del sorteo no había mucha profundidad después de ese turno, siendo Malik Rose el mejorcito. Fue un delantero fuerte de buen IQ que ayudó a los Spurs en dos campeonatos (1999 y 2003). La incognita aquí es Ben Wallace. ¿Se lo imaginan con los Bulls desde temprano en su carrera?

Nota: C-.

1997

Selección: Keith Booth-6’7”- SF (#29)

Quién puedo haber escogido:   Stephen Jackson (#42), Alvin Williams (#47).

Comentario: Keith Booth fue otro que no duró mucho en la NBA. Otra selección desperdiciada. Stephen Jackson llegó a ser un valioso ‘3-and-D player’ para San Antonio, especialmente durante el campeonato de 2003. A su vez, Alvin Williams llegó a ser base abridor de los Raptors de Toronto. De este sorteo salieron varios jugadores que militaron como refuerzos en el BSN en Puerto Rico, tales como Eddie Elisma (Quebradillas), Kebu Stewart (San Germán) y C.J. Bruton (Quebradillas).

Nota: F.

Scottie Pippen no quería a Dennis Rodman en Chicago

Cambios y firmas notables de Jerry Krause

En ésta área es que Jerry Krause se ganó su sueldo. Aparte del canje por Charles Oakley en el sorteo de 1985 y de Scottie Pippen en el sorteo de 1987, aquí mencionamos otros transacciones positivas que Krause efectuó durante su incumbencia hasta el fin de esta dinastía. No nos concentraremos en otras transacciones que no rindieron el fruto deseado, como Dennis Hopson, Ed Nealy, Sam Vincent, Dave Johnson (que jugó en el BSN) y David Vaughn, por mencionar a algunos.

Aquí las transacciones más notables:

1985- Firmó a John Paxson

1988- Envió a Charles Oakley a Nueva York por Bill Cartwright

1989- Firmó a Craig Hodges

1990- Firmó a Scott Williams

1991- Firmó a Cliff Levingston

1992- Firmó a Bobby Hansen y Trent Tucker

1994- Firmó a Ron Harper

1994- Envió a Stacey King a Minnesota por Luc Longley

1994- Firmó a Steve Kerr, Bill Wennington y Pete Myers

1996- Will Perdue a San Antonio por Dennis Rodman

1996- Firmó a John Salley, James Edwards, Jud Buechler

1997- Firmó a Bison Dele (Brian Williams) y Scott Burrell

Evaluación total

Siendo justos, hay que darle a Krause una ‘B+’ en lo que a firmas de agentes libres se refiere, ya que consiguió a muchos a precio de ganga, que fueron serviciables, que asumieron un rol específico y que abonaron a la química del equipo. Su única falla es que se tardó en hacerlo. Entre 1985 a 1989 sus únicas dos adiciones notables en ese departamento lo fueron el base John Paxson en 1985 y el trespuntista Craig Hodges en 1989, algo que combinado con un pobre desempeño en los sorteo de la NBA (excepto en 1987) atrasaron marcadamente la posibilidad de Michael Jordan de llegar a una serie final en una Conferencia Este sumamente competitiva y que fue dominada por los Celtics de Boston que comandaba Larry Bird y luego por la ‘fuerza de choque’ de los Pistons de Detroit que lideraba el base Isiah Thomas.

Trespuntistas como Steve Kerr, Bobby Hansen, Trent Tucker y Jud Buechler fueron útiles para abrirle la cancha a Jordan y Pippen durante sus años campeoniles. Otros como Cliff Levingston, Scott Williams, Bill Wennington, John Salley, James Edwards y Bison Dele brindaron mollero, veteranía y, en algunos casos, IQ de baloncesto y experiencia previa campeonil.

Respecto a canjes de jugadores, Krause fue mayormente eficiente. De hecho, dos de sus selecciones de sorteo de NBA menos favorecidas, como Stacey King y Will Perdue, las convirtió en activos al conseguir a Luc Longley y a Dennis Rodman, respectivamente, por esos jugadores de cara a la segunda trifecta de campeonatos entre 1996-1998. La adquisición del veterano Bill Cartwright por Charles Oakley, aunque no fue popular, fue la correcta, pues le dio a los Bulls una presencia legítima en la pintura de un sietepiesino que no rehuía el contacto físico, amen de ser un líder de camerino que podía hacerle frente a Jordan si las cosas se ponían ‘nasty’. Hubo otras transacciones, pero éstas son las más notables y le merecen una ‘A’ a Krause en esta faena.

Donde Krause se colgó fue en su capacidad de evaluar talento joven apropiadamente y efectuar selecciones en el sorteo de la NBA. A excepción de sus gestas en el 1987 con Pippen y Grant y en el 1990 con Kukoc y el cambio decente por Charles Oakley en 1985, Krause tuvo otros nueve sorteos mediocres o de pura miseria entre 1985 al 1997. Tomando en cuenta las notas adjudicadas a cada sorteo y sacando la curva como un maestro de escuela (cuatro ‘F’, tres ‘D’, cuatro ‘C’ y dos ‘A’), el promedio da a 1.46, que es equivalente a una ‘D’ (la ‘C’es hasta 1.60).

En lo que refiere a dirigentes, Krause trajo a Doug Collins para la tercera temporada de Jordan en 1986-1987 y éste logró llevarlos a ganar 50 juegos en su primera campaña, así como llevarlos a playoffs por tres años consecutivos, siempre eliminándose ante los eventuales finalistas Pistons de Detroit. A partir de 1989-1990, reclutó al ‘Zen Master’ Phil Jackson, quien supo aglutinar mejor el equipo y llevarlo a otro nivel, incluyendo seis anillos de campeonato. Por estas decisiones, Krause se lleva una ‘A’.

Así las cosas, si sumamos su ‘B’ por firmas de agentes libres, su ‘A’ por canjes notables y su ‘D’ por selecciones en el sorteo de la NBA y su ‘A’ por dirigentes, Krause se lleva entonces un promedio general de 3.00 para una sólida ‘B’ por su desempeño a nivel global en términos de decisiones sobre el personal del equipo.

Claro, esto no toma en cuenta asuntos intangibles, como su deseo inherente de reconocimiento y aquella famosa cita de ‘La gerencia es la que gana campeonatos”. A pesar del éxito disfrutado por los Spurs de San Antonio en los últimos 20 años y sus cinco anillos durante ese transcurso, nunca vi a R.C. Buford reclamar éxito públicamente por sus trabajo encomiable con los Spurs. ¿Ven la diferencia?

Ese ego de Krause chocó temprano con Jordan y eventualmente también creó roces con Pippen y con Jackson. O sea, quienes se suponen que fuesen sus mayores aliados se convirtieron en sus principales antagonizantes de forma interna. Más aún, Krause nunca tomó en consideración el ‘input’ de sus dirigentes o de sus jugadores estrellas a la hora de efectuar selecciones de sorteo o firmas de jugadores. La única excepción lo fue el cambio por Rodman en el 1996, en el que el propio Jackson admite en su libro ’11 anillos’ que él, Jordan y Pippen fueron consultados debido a la actitud excéntrica que había adquirido Rodman post-Pistons y los problemas que habían tenido con él cuando lo enfrentaron en el pasado.

Toda esta ‘guerra fría’ interna, ya fuesen los jugadores ‘buleando’ a Krause en la guagua del equipo o en las practicas o Krause ‘low-balling’ a sus jugadores y a su dirigente ‘peseteando’ en los contratos (siendo Jordan la única excepción en sus últimas dos temporadas), provocó que eventualmente él decidiera salir de todo el mundo en el 1998 (se negó a extender el contrato de Jackson, dejó ir a Jordan y a Rodman y cambió a Pippen a los Rockets de Houston para así poner fin la dinastía antes de tiempo). Esa es la parte que crea mayores ronchas, que a pesar de ser uno de los artífices del éxito, dejó que su ego fuera superior a su sentido común. Ése núcleo pudo haberse mantenido junto por un par de años más y ser contendiente al campeonato, pero la terquedad de Krause y tacañería de Reinsdorf pesó más.

En la era post-Jordan, Krause trató infructuosamente de demostrar que podía construir otra dinastía a base del sorteo de la NBA, llegando a tener algunas selecciones sólidas, como Elton Brand, Ron Artest, Jamal Crawford y Tyson Chandler, pero otras no tan buenas a nivel NBA, como Corey Benjamin, Marcus Fizer, Eddy Curry y el lesionado Jay Williams. Peor aún, la franquicia de los Bulls no tuvo paciencia con esos jugadores, el nuevo dirigente Tim Floyd no supo sacarles provecho durante su efímera estadía allí y muchos de ellos terminaron siendo cambiados a otros equipos antes de demostrar su verdadero talento.

¿Qué creen ustedes? ¿Qué nota le dan a Jerry Krause como GM de los Bulls en la era de Michael Jordan luego de esta exhaustiva evaluación? Déjame saber en mi página de Facebook ‘La Libreta de Raúl Álzaga’ o en Twitter en @RaulAlzaga.

6 Comments

  1. Reply Post By José E. Piña

    ” C ” sin comentario.
    Te Secundo en todo lo antes dicho en tu gran análisis, muy bueno por cierto. Un fuerte abrazo.
    👉🍍🤗🍍👈
    🥇🏀🥇

    1. Saludos José. Agradecido por tu respaldo y lectoría.

  2. Reply Post By José E. Piña

    ” C ” sin comentario.
    Te Secundo en todo lo antes dicho en tu gran análisis, muy bueno por cierto. Un fuerte abrazo.
    👉🍍🤗🍍👈
    🥇🏀🥇

  3. Reply Post By Martín Avilés Gotós

    Excelente labor hermano…. alto nivel de profesionalismo y ética.

  4. Saludos Martín. Me alegro que hayas disfrutado de esta lectura. Te recomiendo otros análisis en este blog, incluyendo la carrera de Wilt Chamberlain, la historia sobre los triples-dobles, y el análisis de por qué abunda la ofensiva en la NBA hoy día. Gracis por tu lectoría.

  5. Saludos José. Agradecido por tu respaldo y lectoría.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *