¿Es Wilt Chamberlain el mejor jugador de todos los tiempos?

Cuando se habla del mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, el consenso suele recaer en la figura de Michael Jordan, aunque algunos fanáticos contemporáneos insisten en impulsar el nombre de LeBron James, amparados mayormente en sus estadísticas totales acumuladas durante su longeva carrera.

Hasta Bill Russell por sus 11 anillos de campeonato, Kareem Abdul-Jabbar por sus seis sortijas y seis trofeos de Jugador Más Valioso, y Earvin ‘Magic’ Johnson por su liderato y cinco anillos reciben consideración en ese debate. Sin embargo, por alguna razón ha quedado ignorado el nombre de Wilt Chamberlain durante la conversación actual.

Hasta he visto gente dando por ahí su lista ‘Top 10’ de jugadores todos los tiempos en redes sociales y Chamberlain ni siquiera figura en ellas. Como dirían los anglosajones: What in the freaking hell? Más aún, hay cronistas deportivos o comentaristas de TV que lo han comparado con DeAndre Jordan ¡Con DeAndre Jordan! (Inserte risa burlona aquí) ¡Eso es un soberano disparate! Al que se atreva a decir eso, deben arrancarle la computadora de las manos o quitarle el micrófono de la boca.

En términos de talento y en términos de juzgar al mejor jugador de la historia del baloncesto, si Jordan es ‘1’, Chamberlain es ‘1A’ en el entry y el resto corre para el tercer lugar, llámese Russell, Abdul-Jabbar, ‘Magic’ Johnson, James, Larry Bird, Tim Duncan, Kobe Bryant, Hakeem Olajuwon, Shaquille O’Neal, Karl Malone, Oscar Robertson, Dirk Nowitzki, Jerry West, Isiah Thomas o cualquier otro que me quieran traer a colación.

¿No me creen? Ya hice la asignación de historia por ustedes, tomando en cuenta el contexto de cada época y me nutrí de cuanto pietaje pude tener a mi alcance, entre ellos varios que incluyo en este artículo, para sostener mi argumento.

Wilt Chamberlain – un verdadero Supermán

Chamberlain era la freaking bestia

Imagínese que al sorteo de la NBA llegase hoy día un jugador con estas características:

  • Centro de 7’1” de estatura.
  • Cerca de 250 libras de fibra muscular y la fortaleza para levantar 500 libras en bench press.
  • Unas medidas asombrosas, incluyendo 9’6” de alcance con sus brazos extendidos hacia arriba, 9’5” de envergadura (brazos estirados hacia los lados), manos enormes con 11.5 pulgadas de circunsferencia (las ‘manotas’ de Kawhi Leonard tienen 11.25 pulgadas de circunsferencia).
  • Un salto vertical de cerca de 48 pulgadas, la capacidad de colocar su cabeza por encima del aro y tocar el tope del tablero de baloncesto. ¡El tope del tablero!
  • Que pudiera correr 400 metros en 49 segundos y 100 metros en 10.9 segundos, además de tirar la pesa a 56 pies de distancia, hacer un salto a lo alto de 6’6” y hacer un triple-salto a lo largo de 50 pies (el récord mundial actual es 60 pies). Todo esto mientras jugaba baloncesto y también era atleta de pista y campo en la Universidad de Kansas.
  • Que viniera de anotar 90 puntos en 28 minutos en un juego de escuela superior y 15 puntos en un minuto.
  • Que hubiera jugado con un pseudónimo en una liga profesional (George Marcus) a los 16 años de edad y promediara 74 puntos por juego. (Jugadores como LeBron James a los 18 años o Luka Doncic a los 19 no le hubiesen hecho ni cosquillas a Chamberlain).
  • Con agilidad, buen ‘footwork’ y que pudiera correr el ‘fast break’ como una gacela durante los juegos. De hecho, Chamberlain en universidad tuvo un reto de ‘sprints‘ con el afamado running back de NFL Jim Brown y ganó todas las veces.
  • Que hubiese forzado al baloncesto universitario (y luego a la NBA) a cambiar reglas de 50 años de duración o establecer nuevas reglas para tratar de ‘controlarlo’. Por ejemplo, Chamberlaín podía donquear el balón desde el tiro libre en vez de lanzar tiros libres. Eso lo prohibieron por él. Mientras la NBA cambió las reglas como el ‘hand-check rule‘ para tratar de facilitar que jugadores como LeBron James o Russell Westbrook se beneficiaran hoy día, a Chamberlain le hacían la vida imposible (y con todo y eso estableció todos los récords que hoy siguen vigentes).
  • Esto sin contar que tuviese sólido manejo de balón (jugó de armador por un año con los Harlem Globetrotters antes de firmar en la NBA), que tuviese un tiro decente a media distancia (que nunca lo explotaron en la NBA de aquella época), fuera un gran pasador, tuviese una gran visión de cancha y que contara con un arsenal de movimientos en el poste bajo, incluyendo ‘finger rolls’, ‘up-and-under’, tiro de gancho, y ‘fadeway’ contra la tabla (aparte de sus habituales donqueos).

Hoy día, de seguro todos los escuchas de la NBA se estarían salivando por el primer turno del sorteo de novatos para hacerse con los servicios de un jugador con esas extraordinarias características.

La historia que nadie sabía de Wilt Chamberlain, dominando profesionales desde sus 16 años de edad.
Tapones impresionantes de Wilt Chamberlain

Sin duda, en la historia de la NBA jamás ha existido otro atleta que equipare esas características que tenía Wilt Chamberlain. Si usted considera que Shaquille O’Neal fue un jugador dominante en la pintura durante su ‘peak’ y piensa que Giannis Antetokounmpo es el mejor jugador actualmente en la NBA, pues déjeme decirle que Chamberlain era precisamente una especie de híbrido entre esos dos, siendo aún más fuerte y con más recursos ofensivos que O’Neal y con la capacidad atlética de Antetokounmpo. En otras palabras, Chamberlain es, libra por libra, el atleta más completo que jamás haya pisado la NBA y posiblemente el atleta más dominante en la historia de la humanidad.

Si jugase hoy día, se comería vivo a Joel Embiid, Karl Anthony Towns, Anthony Davis y Nikola Jokic y luego escupiría sus huesos. ¡Olvídense de los peces de colores! Si Chamberlain jugase hoy, ni Antetokounmpo, ni James, ni Kevin Durant, ni James Harden, ni nadie se le pararía al lado. Sería el jugador más dominante en la NBA y no habría ni debate al respecto.

Con las reglas de hoy día, Chamberlain promediaría sobre 35 puntos y 20 rebotes con la oposición que tendría de frente actualmente. ¡Y lo haría como si fuera masticar un chicle y caminar a la vez! Se desayunaría a Enes Kanter, se merendaría a Dwight Howard, se almorzaría a Hassan Whiteside, se cenaría Willie Cauley-Stein y se quedaría con hambre.

¿Cree que exagero?

Estamos hablando de un jugador que a 47 años de su retiro en 1973 y 21 años de su fallecimiento en 1999 todavía tiene 72 récords vigentes en la NBA que probablemente nunca sean rotos, incluyendo el de mayor cantidad de puntos anotados en un juego (100 puntos) y el de mejor promedio de puntos en una temporada (50.4 puntos por juego) ¡Sobre 50 puntos por juegos! También ostenta el de mayor cantidad de rebotes por juego en una campaña (27.4 por juego) ¡Más de 27 rebotes por juego! Hoy día, si alguien anota sobre 50 puntos o recoge más de 27 rebotes en un partido es algo grandioso. ¡Chamberlain lo hizo todas las noches por toda una temporada!

Gráfica de los 100 puntos de Wilt Chamberlain en un partido y su desempeño en otros juegos cercanos a esa fecha.

Si me pongo a hacer el listado de todas sus impresionantes marcas no termino, así que puedes verificar todos sus récords aquí: https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_career_achievements_by_Wilt_Chamberlain

Lo interesante es que ponía números así de ridículos enfrentando a la primera gran camada de centros dominantes de la historia, como lo fueron los Hall-of-Famers Bill Russell (6’11”, 240 lbs.), Walt Bellamy (6’11”, 270 lbs.), Nate Thurmond (6’11”, 245 lbs.) Willis Reed (6’9”, 245 lbs.), Zelmo Beaty (6’9”, 245 lbs.) y, más tarde en su carrera, a Abdul Jabbar (7’2”, 235 lbs.), Elvin Hayes (6’9”, 245 lbs.) y Bob Lanier (6’10”, 270 lbs.), por mencionar a algunos.

O sea, estos números no eran contra “centros ‘blanquitos’ de 6’4” de estatura que parecían enanos” como algunos comentaristas deportivos en Estados Unidos han querido hacer creer para tergiversar la historia, ya sea a propósito o por ignorancia. De hecho, el récord de Chamberlain de 55 rebotes en un juego (¡55 rebotes en un juego!) fue ante Russell en su año novato en 1960 (en cuyo juego también le anotó 34 puntos).

Más aún, en aquel tiempo habían menos equipos y, por ende, casi siempre le tocaba jugar contra otros centros que eran futuros ‘Hall-of-Famers’. Por ejemplo, Chamberlain tuvo que enfrentar a Russell un total de 12 veces durante la temporada regular del 1962, sin contar sus duelos con Bellamy y con otros. No es como en los 90’s que, por ejemplo, Patrick Ewing solo le veía las caras a Hakeem Olajuwon, Shaquille O’Neal y David Robinson dos veces en temporada a cada uno.

Los grandes centros de los 60s

Esto, sin contar que Chamberlain:

  • Enfrentaba dobles y triples coberturas defensivas a su alrededor casi todas las noches y, a veces, antes de siquiera recibir el balón (pues las reglas en aquel entonces así lo permitían). Esto lo empleaba bastante los Celtics de Boston durante los playoffs.
  • Jugaba en un tiempo en el que permeaba un pito permisible (a los jugadores más pequeños no se les penalizaba tanto por darle faltas personales a los hombres grandes dominantes de esa era).
  • Sufrió de la famosa estrategia de ‘Hack-a-Shaq’, que fue utilizada contra Shaquille O’Neal en los 90’s y e inicios de este siglo, tuvo primero su origen en los 60’s contra Chamberlain.

¡Con el pito de hoy día y sin permitir ‘hand check‘, Chamberlain haría una fiesta en la pintura! Y si le repartían faltas a tutiplén, de seguro superaría su récord de 17 tiradas libres intentadas por juego que tuvo en el 1962 (otro récord vigente) a pesar de haber sido un lanzador de por vida de apenas 51.1% en esa faceta.

Jalen Rose hablando de Wilt Chamberlain en ESPN

Chamberlain: el verdadero ‘Mr. Triple-Doble’

A Oscar Robertson se le consideraba ‘Mr. Triple-Doble’ por ser el primero en promediar más de 10 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias en una temporada cuando lo logró en 1961-1962. Actualmente, Robertson lidera ese renglón de todos los tiempos con 181, seguido de Russell Westbrook (144), ‘Magic’ Johnson (138), Jason Kidd (107) y LeBron James (89), mientras que Chamberlain figura en sexto lugar ‘oficialmente’ con 78.

¿Que tal si les dijera que en los tiempos de Chamberlain no se contaban los tapones ni los cortes de balón y que, “casualmente”, se empezaron a contabilizar tan pronto Chamberlain se retiró a partir del 1973-1974?

¿Que tal si les dijera que hubo muchísimos juegos en los que Chamberlain propinó sobre 10 tapones y varios en los que tuvo sobre 10 cortes de balón? Pero como en aquella época no se contaban ‘oficialmente’, pues no le han sido adjudicados esos triples-dobles. Aunque esto es un argumento especulativo, pero de haberse contado esas estadísticas, Chamberlain posiblemente tendría más de 200 triples-dobles en su carrera y estaría número uno en ese renglón, amén de probablemente ser el principal taponero en la historia y figurar entre los líderes en cortes de balón de todos los tiempos.

Posible quíntuple-doble de Wilt Chamberlain

Estamos hablando de un jugador que no solo tiene el récord del triple-doble con mayor anotación (tuvo 53 puntos, 32 rebotes y 14 asistencias contra los Lakers el 18 de marzo de 1968), sino que en ese mismo partido se afirma que también consiguió de manera ‘no oficial’ la friolera de 24 tapones (¡24 tapones!) y 11 cortes de balón para ser este el primer ‘quíntuple-doble’ en la historia de la NBA.

Desafortunadamente, no hay pietaje de ese juego para verificar el número de tapones y de cortes de balón. Esos números ‘no oficiales’ de tapones y cortes de balones era llevados únicamente por Harvey Pollack, que en ese entonces era el Director de Información de Estadísticas de los Warriors y los 76ers durante la carrera que tuvo Chamberlain entre Filadelfia y San Francisco.

Se dice, inclusive, que Chamberlain llegó a tener un juego de 26 tapones contra los Pistons de Detroit y que debería tener los primeros cinco récords de tapones en un juego. Actualmente, esa distinción le pertenece oficialmente a Elmore Smith con 17 tapones (28 octubre de 1973 contra los Trail Blazers de Portland), conseguido durante la primera temporada en que los tapones comenzaron a ser contabilizados en las estadísticas y que Chamberlain se había retirado.

Lo más impresionante de Chamberlain como taponero es que su envergadura le ayudaba a dar unos tapones absurdos, casi a la altura del tope del tablero. En ocasiones parecía una aspiradora humana que recogía los balones en medio aire y se quedaba con ellos en la mano. Y ni hablar de que es el único jugador que bloqueba el ‘casi ingardeable’ y famoso ‘sky hook’ de Abdul-Jabbar con alguna frecuencia (y durante el ocaso de su carrera, pues Abdul-Jabbar entró a la liga cuando Chamberlain iba ‘bajando’). ¡Así de bueno era Chamberlain como protector del aro!

Chamberlain sí es el dueño del récord del único juego en la historia con un triple-doble de 20-20-20 tras conseguir 22 puntos, 25 rebotes y 21 asistencias en triunfo, 121-113, de los 76ers de Filadelfia sobre los Pistons de Detroit un 2 de febrero de 1968. ¡Impresionante! Durante esa temporada de 1967-1968, Chamberlain lideró la liga en triples-dobles ‘oficiales’ con 31, mientras promedió 24.3 puntos, 23.8 rebotes y encabezó la liga en asistencias con 8.6 por juego.

Actualmente, Chamberlain es el único centro en liderar la liga en asistencias en una temporada. El pívot que más cercano ha estado a eso ha sido el serbio Nikola Jokic, que la pasada campaña de 2018-2019 promedió 7.3 asistencias.

Documental de Wilt Chamberlain

El jugador más fuerte de la historia

Si Goliath hubiese jugado baloncesto, probablemente se vería como Wilt Chamberlain. Y es que Chamberlain es el jugador más fuerte que jamás haya pisado la NBA. Considere que Shaquille O’Neal, en su mejor momento, apenas llegaba a 400 libras de ‘bench press’, mientras un veterano Chamberlain levantaba cerca de 600 libras como rutina.

Hasta el actor y reconocido fisiculturista Arnold Schwarzenegger (que medía 6’2” de estatura y pesaba 260 libras de músculo) afirma que Chamberlain podía cargarlo con un solo brazo como si fuera un “muñeco de trapo” cuando ambos filmaban la película Conan ‘The Destroyer’. De hecho, Schwarzenegger estipula que nunca ha conocido a alguien más fuerte que Chamberlain.

En la cancha eso se notaba. Los rivales de Chamberlain rebotaban de su cuerpo cuando chocaban con él. ¡Era una muralla! Una vez el fornido saltarín y ‘rompe tableros’ Gus Johnson (el equivalente a Charles Barkley de los 60’s) le donqueó en la cara a Chamberlain y cuando trató de hacerlo una segunda vez, Chamberlain le cogió el balón completo en medio aire. En medio de la convergencia de fuerzas en pleno aire, Johnson se dislocó el hombro, cayendo al piso y luego teniendo que ser llevado en camilla. Como dirían en la cancha de Corozal: “¡Y por ahí no!

Wilt Chamberlain con Arnold Schwarzenegger y Andre The Giant.
Wilt Chamberlain scouting

Un hombre de hierro

Aparte de su corpulencia y capacidad atlética, Chamberlain también tenía una resistencia cardiovascular brutal y una capacidad de recuperación absurda para una persona de su estatura y peso y que recibía tanto castigo en todos los juegos.

Por dar un ejemplo, O’Neal promedió 34.7 minutos por juego a través de su carrera y la temporada que más minutos promedió fue en 1999-2000 cuando jugó 40 minutos por juego. Ahora compare eso con un Chamberlain que nunca promedió menos de 42.1 minutos por juego (y eso fue cuando tenía 37 años en su última temporada). Su promedio de minutos por juego a través de su carrera es de 46.2 minutos por juego.

De hecho, otro de sus récords que nunca será superado es el que efectuó en la temporada de 1961-1962 cuando jugó 48.5 minutos por juego (incluyendo juegos de tiempos extras). En esa campaña, Chamberlain solo se perdió ocho minutos de juego y fue porque lo expulsaron al final de un partido ¡Solo ocho minutos! Básicamente jugó los 48 minutos en los 80 partidos de toda esa temporada y hasta los tiempos extras. ¡No hubo descanso para ‘The Big Dipper’ y jugando contra centros duros todas las noches! Compare eso con ‘descansín’ Kawhi Leonard, que pesa 100 libras menos y a cada rato se coge un partido libre.

¿Qué hubiera sucedido si Chamberlain hubiese jugado menos minutos durante los juegos y tuviese descansos ocasionales entre partidos back-to-back, como tienen algunos hoy día? ¿Hubiese tenido aún mejor desempeño en playoffs y una carrera más longeva?

El argumento de los anillos

El único argumento notable que los detractores han podido esbozar ante Chamberlain es que ‘solo’ ganó dos anillos de campeonato de NBA durante su ilustre carrera. La realidad es que explicar esto no es tan simplista y quienes lo argumentan suelen desconocer crasamente la historia del baloncesto de los 60’s.

Resulta que había un trabuco en Boston dirigido por el afamado Red Auerbach que no solo tenía a Bill Russell de centro (Russell era una especia de híbrido de David Robinson y Dikembe Mutombo en aquella época y con gran liderato e inteligencia) para hacerle frente a Chamberlain, sino que es franquicia siempre contó con un gran grupo de jugadores con un alto coeficiente intelectual del baloncesto y con buena puntería a distancia. Muchos de esos jugadores de Boston eventualmente también fueron ‘Hall-of-Famers’, incluyendo figuras como John Havlicek, Bob Cousy, Sam Jones, Bill Sharman, Frank Ramsey, Tom Heinshon y K.C. Jones (futuro dirigente de los Celtics en los 80’s). Hasta Don Nelson, exdirigente y ahora directivo con los Mavericks de Dallas, fue parte de esas escuadras. De hecho, Russell, Havlicek, Cousy, Jones y Sharman fueron escogidos entre los 50 mejores jugadores de la historia cuando la NBA hizo tal lista en el 1996 (yo discrepo bastante de esa lista, pero esos son otros 20 pesos).

Ganar en ese tiempo era difícil, no solo para Chamberlain, sino también para otros ilustres como Robertson en Cincinnati, y Jerry West y Elgin Baylor con los Lakers, por mencionar a otros jugadores de muy alto calibre en esa época. Eso explica la razón de los 11 anillos de los Celtics en esa era, incluyendo los ocho campeonatos consecutivos de Boston entre 1959 al 1966.

Chamberlain, a su vez, no tuvo mucho apoyo en Filadelfia, más allá del base Hal Greer por gran parte de su estadía allí, llegando hasta cinco series finales de Conferencia Este pero siempre eliminándose cerradamente con los diversos equipazos que siempre presentaban los Celtics.

No fue hasta que Chamberlain tuvo suficiente artillería a su alrededor en Filadelfia en 1967 que pudo sacar del medio a los Celtics de Russell y Havlicek y obtener su primer título, rompiendo así la racha de ocho títulos consecutivos de Boston.

Poco después, fue cambiado a sus 32 años de edad a los Lakers en 1968 junto a un West y un Baylor que también iban en picada en términos de edad. Aún así llegó a cinco series finales consecutivas con los Lakers entre 1969 al 1973, pero se fue 1-4 en esos intentos, logrando su segundo y último cetro en 1972 con 36 años de edad, cuando ya era una figura más dedicada a recoger rebotes, a defender y a pasar que a anotar.

Para fines de los 60’s e inicios de los 70’s habían surgido varios equipos potentes, como los Knicks de Nueva York, con una escuadra que incluía a Willis Reed en el centro, y rodeado por creadores como Walt Frazier y Earl ‘La Perla’ Monroe y notables jugadores de rol, como Dave DeBusschere y (el futuro senador) Bill Bradley. Hasta Phil Jackson era un ‘macetero’ que venía del banco en ese equipo. El otro quinteto sobresaliente lo eran los Bucks de Milwaukee, que tenían a un Abdul-Jabbar joven y le sumaron a nada menos que a Oscar Robertson al lado para ayudarlo.

En fin, Chamberlain nunca la tuvo fácil, nunca tuvo un armador/creador de primer nivel como lo tuvo Abdul-Jabbar con Robertson y ‘Magic’ Johnson para sus seis anillos y la única vez que tuvo lo más parecido a un ‘trabuco’ a su alrededor para hacerle frente a los Celtics de Russell lo fue en el 1967. Quizás si hubiese podido jugar con un Jerry West desde su ‘peaky no ya entrando al ocaso de su carrera, la historia de anillos hubiera sido diferente. Pero eso es solo especulativo.

Aquí el historial de playoffs de Chamberlain, que incluye seis series finales y dos campeonatos, así como promedios de por vida de 22.5 puntos, 24.5 rebotes, 4.2 asistencias y 52.2 en porcentaje de campo en postemporada:

  • 1960- Final de Conferencia ante los Celtics de Boston en seis juegos.
  • 1961- Eliminados en primera ronda por los Nationals de Syracuse en tres juegos.
  • 1962- Final de Conferencia ante los Celtics de Boston en siete partidos. Perdieron por dos puntos en el Boston Garden en séptimo juego.
  • 1963- No jugó en playoffs luego de transferirse a mitad de temporada el equipo de los Warriors, de Filadelfia a San Francisco.
  • 1964- Final de Conferencia ante los Celtics en cinco juegos.
  • 1965- Final de Conferencia ante los Celtics en siete juegos. Éste fue el famoso juego en el que el Havlicek cortó el balón de saque en la jugada en que los Warriors buscaban el canasto de la victoria en los segundos finales y Boston prevaleció, 110-109. Chamberlain tuvo 30 puntos y 32 rebotes contra los 15 puntos y 29 rebotes de Bill Russell.
  • 1967- Campeón de la NBA. Vencieron a los Celtics en solo cinco juegos y ganaron la final ante los Warriors de San Francisco en seis.
  • 1968- Final de Conferencia en siete juegos contra los Celtics.
  • 1969- Final de la NBA en siete juegos contra los Celtics con Chamberlain teniendo que salir de juego restando nueve minutos por lesión en rodilla en el séptimo partido.
  • 1970- Final de la NBA en siete juegos con los Knicks de Nueva York con Jerry West lastimado. Chamberlain perdió casi toda la temporada por lesión de rodilla y regresó cerca de playoffs.
  • 1971- Final de la NBA en cinco juegos contra los Bucks de Milwaukee. Aquí se retiró Elgin Baylor de los Lakers a sus 38 años de edad luego de par de temporadas plagadas de lesiones.
  • 1972- Campeón de la NBA en cinco juegos ante los Knicks de Nueva York (venían de eliminar a los monarcas defensores Bucks de Milwaukee en seis juegos en Final de Conferencia y tener la mejor marca en la NBA hasta ese momento con 69-13, así como conseguir un récord vigente de 33 victorias consecutivas en temporada regular). Fue le primer campeonato de los Lakers en Los Ángeles (lo títulos previos de la franquicia habían sido en la década de los 50’s en Minneápolis con George Mikan).
  • 1973- Final de la NBA en cinco juegos con los Knicks de Nueva York. Luego de esta final, Chamberlain decidió retirarse de la NBA y dedicarse a jugar voleibol.
Wilt Chamberlain – The Incredible Defensive Force

Citas notables sobre Chamberlain

Si aparte de todos estos videos y toda esta data suministrada, usted no está convencido de la grandeza de Chamberlain y de que tiene que estar siempre en la conversación para el ‘mejor jugador de todos los tiempos”, pues no me crea a mi. Hágale entonces caso a los ‘Hall-of-Famers’ que jugaron con él o en su contra:

  • Jerry West (el logo de la NBA, excompañero de Chamberlain y arquitecto como directivo de los Lakers de los 80’s y del 2000’s, así como los Warriors de Golden State entre 2011-2017).

“Sus atributos físicos eran increíbles. Quisiera verlo jugar con los centros de hoy día. Sería bastante humillante para ellos jugar contra él. Hay gente que me pregunta cómo le iría. Yo apostaría a Wilt contra cualquiera de ellos. De seguro lideraría la liga en anotaciones, rebotes, tapones y porcentaje de campo”.

  • Guy Rodgers (excompañero de Chamberlain con los 76ers de Filaldefia)

“Lenny Wilkens hizo un lanzamiento y el balón estaba como a tres pies por encima del aro pero Chamberlain agarró un balón, se quedó con él en la mano en medio aire y le cantaron ‘goal-tending’. Cuando le increpé al árbitro, éste me contestó: ‘¡Guy, lo que acabo de ver es algo que yo creía que era humanamente imposible!’”.

  • Kareem Abdul-Jabbar (mejor anotador de todos los tiempos, seis veces campeón y rival de Chamberlain).

“Su singular capacidad atlética es algo que le permitía hacer toda las cosas que podía hacer. Él lideraba la liga en anotaciones, en porcentaje de campo, en rebotes, bloqueaba un montón de tiros. Hacía muchas cosas en la cancha y con mucha agilidad para alguien tan fuerte”.

  • Rick Barry (campeón y Jugador Más Valioso de la NBA en 1975 y uno de los mejores anotadores de todos los tiempos).

“Este tipo era un fenómeno. ¡Anotar 50 puntos por juego! ¡No sé si la gente tiene una idea de lo increíble que es eso! Yo jugaba y a veces podía anotar como 36 o 37 puntos y no me puedo imaginar tener que anotar 13 o 14 puntos más en cada juego y hacerlo todas las noches por 82 partidos. Y, aparte de eso, recoger sobre 22 rebotes por juego. ¡Es una locura! El tipo es el jugador más dominante en la historia”.

  • Walt Frazier (campeón en 1970 y 1973 con los Knicks).

“Wilt promediaría 75 puntos hoy dia. Ahora no se permite el ‘hand check’. En nuestro tiempo sí se permitía y podíamos empujarlo. ¿Quién lo contendría ahora?”

Larry Brown hablando de un juego entre un retirado Wilt Chamberlain (con sobre 40 años de edad) y cuatro jugadores de primer año de UCLA contra un equipo de ‘Magic’ Johnson, Byron Scott, James Worthy, Bernard King y A.C. Green.

Después de todo este recuento histórico de Wilt Chamberlain ¿qué creen ustedes? Déjenme saber en mi página de Facebook Raúl Álzaga Deportes o a mi página de Twitter @RaulAlzaga.

2 Comments

  1. Pingback: Adiccion Deportiva | ¿Quién es el ‘GOAT’ de la NBA?

  2. Me he alegrado tanto saber que alguien mas opina como yo al respecto. Nunca he comprendido por que han querido relegar el valor que tiene para el baloncesto la existencia de un fenomeno como el, nunca he podido comprender por que desconocen la estadistica de sus resultados en una epoca donde se utiliza hasta para realizar las apuestas. A veces pienso que el hecho de no vivir en esta epoca de “excesiva” exposicion mediatica, da eso. De lo cual se han favorecido Jordan y Lebron. De todas formas si no hay evidencia viva para estas generaciones, si no hay incluso memoria, estan las estadisticas, los numeros son definitivamente incuestionables. Gracias por el articulo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *